miércoles, 3 de junio de 2009

Lágrima.


**********
Suavemente
bajas por mi rostro acariciándome,
tú,
lisonja de terciopelo
toque de ángel.

Besa mis labios
ese tu sabor salado de un adiós,
¡tiéndete al sol!
y busca en mis poros
vaporizar mi aflicción.

Quizá purgues
la tristeza de mis entrañas
y en seducción,
tú,
conspires a mi alivio.

Fruto de agonía
eres parte de mi,
¡tiéndete al sol!
lubrica mi desvelo
y engendra un olvido.

Riela amor mío,
báñame de tu agua,
tú,
drena con tu sabor
esa melancolía engrapada en mi ser.

Se resecan mis llagas
¿ ves?
¡tiéndete al sol!,
y humedece estas penas
vuela con el soñar de un nuevo día.

Me he enamorado
dulce sudor de mi alma,
tú,
agridulce gota
de pasión desmedida.

Nace en mis ojos
muere en mis labios
¡tiéndete al sol!,
reta a la gravedad
y mantente un momento más....

Te has secado
¿viajas con el viento?,
tú,
mi musa
mi lágrima...

**********

3 comentarios:

Peter dijo...

Es increíble el universo oculto en lo mínimo de una lágrima... ¡dice tantas cosas, y calla tantas otras! Una lágrima es poderosa, conmovedora, salada, reconfortante... hasta donde yo sé, el único fluido corporal que transmite tanto, es sólo el llanto... ¿no creés? =)

Un abrazo.

Selu dijo...

"Fruto de agonía
eres parte de mi,
¡tiéndete al sol!
lubrica mi desvelo
y engendra un olvido."
Me encantan estos versos, es profundo lo que dices y sientes, me gusta.

Luna dijo...

La inmensidad de un sentimiento que a tal grado te haga llorar, se resume en una pequeña lágrima, un universo hecho de sensaciones, estrellado por tristezas :)
Gracias Selu por sus palabras
Peter, igual, un abrazo :)